× ...
8 diciembre, 2017 / Tirando Paredes

“Me molesta que ya se esté hablando con quién nos vamos a cruzar”

El entrenador de la selección uruguaya, Óscar Washington Tabárez, se refirió al grupo que integrará Uruguay en el Mundial de Rusia 2018.

El resto del cuerpo técnico y el gerente deportivo Eduardo Belza están en Rusia: ¿Cómo va a ser la logística de la selección en el Mundial?

-“No se eligió el lugar. Se viene con toda la información, ya tengo adelantos y videos de los lugares que han visitado. Hay varios aspectos a tener en cuenta, no es cuestión de ir quedarse porque es lindo. Hay que considerar otras cosas como la infraestructura para entrenar, descansar, convivir, el asunto de los traslados porque es un país grande… hay que llevar el tiempo al mínimo. La decisión se va a tomar acá, tenemos tiempo hasta el 15”.

¿Qué le pareció el grupo sorteo con Egipto, Rusia y Arabia?

-“Con respecto a los rivales, no espero nada. Me molesta la euforia que ya se esté hablando con quién nos vamos a cruzar en la segunda fase. Eso ayuda a la desconcentración y pone una vara por encima innecesaria. Pretendemos hacer un buen Mundial ganando partidos y para eso no hay que decir que somos mejores, jamás lo hemos hecho, no queremos que esta euforia llegue a los jugadores. Relativizo mucho las debilidades de los rivales, esto no es tan sencillo”.

¿Qué piensa de estar en el grupo del local (Rusia)?

-“Es bueno, le da mucha visibilidad al fútbol de nuestro país y al mismo país. Hubiera tenido su punto máximo si hubiésemos jugado el partido inaugural pero no está mal el camino que tenemos que recorrer. Tenemos que poner la carne en el asador, el partido del debut siempre es importante porque interfieren emociones e históricamente nunca ganamos o pocas veces un partido inaugural. No me olvido lo que pasó con Costa Rica en Brasil 2014”.

¿Candidatos para el Mundial?

-“Los históricos como Brasil y Argentina porque tienen un potencial superior. Después los históricos del fútbol europeo, Alemania, España, Francia, Bélgica… son todos grandes equipos”.

¿Cómo se da el cambio de nombres y estilo de juego?

-“Se da por el perfil futbolístico de los jugadores que han llegado a la selección y que antes no los teníamos. Siempre se asocia al entrenador porque es ‘antiguo, solo defiende y no ataca’. Esta selección todavía no hizo nada, la otra fue cuarta en el Mundial y campeona de América. Tenemos la expectativa por el potencial de enfrentar a rivales que se cierran atrás y esperan como Egipto”.

¿Jugadores de buen pie como Valverde, Bentancur y Vecino pueden jugar juntos pensando en el Mundial?

-“Los grandes progresos que han tenido estos jugadores ha sido el mejoramiento defensivo. Lo que corren y como vuelven a la defensa. Jugar bien ya lo tenía Valverde cuando llegó acá a los 13 años con su visión de juego que es un don. Se habla del gol del partido con Paraguay pero también recuperó una pelota en el principio del partido que quizás no era su potencial y en la corrida del final culminó la jugada mal. La simpatía que despierta un jugador joven no lo puede hacer inmune a las críticas. Yo soy un entreandor y exijo rendimiento, hay que estar en el punto medio”.

Para que entre Lucas Torreira, alguien tiene que sacar: ¿Cómo hace para elegir a 23 jugadores para el Mundial?

-“En primer lugar, Torreira todavía no está en la selección y no puedo hablar de que va a jugar. Ha trascendido en un sector de la prensa pero nosotros siempre nos mantuvimos con perfil bajo. Hay un ambiente como que los periodistas lo hubieran descubierto a Torreira, a mí me da risa porque parece que uno no hubiera hecho nada hasta ahora. A Torreira lo venimos viendo hace un año y a Vecino lo seguimos dos años antes de convocarlo. Los convocamos cuando están prontos”.

Se habla mucho de Luis Suárez, la situación en su rodilla y de si hace goles o no en Barcelona: ¿Cómo lo ve?

-“Los futbolistas de alto nivel siempre están pendientes de oscilaciones, ya le pasó a Cristiano Ronaldo y Griezmann por ejemplo. No es una cosa fuera de lo común, a veces pasa, siempre cualquier jugador con un potencial reconocido tiene interferencias emocionales y psicológicas como cualquier persona. Son momentos. Es un jugador imprescindible por lo que aporte y genera en compañeros y rivales. Falta un tiempo para el Mundial y la expectativa que tengo es que esté en buenas condiciones de aportar. Lo hizo en situaciones similares mucho más difíciles como en el Mundial de 2014”.

¿Por qué somos tan reticentes a los cambios en el fútbol uruguayo?

-“Los ingresos últimamente están muy vinculados a los derechos televisivos y al merchandising. El primer gran objetivo es cómo deben ser dirigidos esos ingresos. Formar jugadores, trabajar en juveniles, para que no solo cuatro o cinco equipos den jugadores a las selecciones juveniles”.

Después de Rusia 2018: ¿Tiene ganas de seguir al mando de la selección?

-“Si digo que si le hago mal equipo y si digo que no también. Tengo contrato hasta el término del Mundial. Son temas que sacan de foco”.

Contenido Relacionado